Unicaja-Barcelona El mejor Álex Abrines aterriza en Málaga

  • El canterano cajista llega muy inspirado tras grandes actuaciones en la Supercopa y el primer partido de la ACB

Álex Abrines, durante el Barcelona-San Pablo Burgos. Álex Abrines, durante el Barcelona-San Pablo Burgos.

Álex Abrines, durante el Barcelona-San Pablo Burgos. / ACB Photo

A Málaga llega el mejor Álex Abrines. El canterano del Unicaja, que se marchara en 2012 a Barcelona después de dos temporadas en Málaga, cumple su segunda temporada en su segunda etapa en el club culé. Tuvo la valentía de hacer públicos los problemas de ansiedad que le hicieron dejar la NBA tras dos años y medio en Oklahoma. Su inicio de temporada ha sido fulgurante. Tuvo una irrupción decisiva en la semifinal de la Supercopa para tumbar al Baskonia y en el primer partido ante el San Pablo Burgos anotó 22 puntos y estableció un nuevo récord personal de valoración (29). Eso sí, su tope anotador en la ACB sigue siendo aquellos 31 puntos que le metió con 18 años al Estudiantes en el Carpena, uno de sus partidos en los que mostró, desde que Chus Mateo le diera la alternativa, que era un jugador especial. 

"Los tiradores son los más beneficiados de este nuevo sistema. Mi estado de forma ahora mismo es alto, estoy anotando todo y nadie me puede quitar este inicio. Lo más importante es seguir trabajando, tirar con confianza, pero sé que habrá días buenos y días malos", decía Abrines en una entrevista con la web del club.

Abrines ha encontrado la confianza de Jasikevicius, del que fue compañero cuando aterrizó en Barcelona con 19 años. "Jugué con Saras un año, nos conocemos y sólo tengo buenas palabras. Exige mucho, lo he tenido como compañero y ya exigía. Y ahora como entrenador es normal que sea exigente. Recordaba que Saras era 'cañero' pero no tanto, pero es bueno, lo sabe llevar bien y sabe cuándo marcar al jugador y cuando decir las cosas cuando lo haces bien", afirmaba el balear, que recordaba antes de venir a Málaga los propósitos del club: "Tenemos un equipo para luchar por todos los títulos y para ganar tienes que llegar al final. Con esta plantilla y entrenador tenemos opciones de competir y quien esté mejor en los momentos clave se llevará los títulos "

"Ser padre te cambia la vida. Cuando llegas a casa y ves la cara de tu hija te cambia todo", resumía Abrines sobre su reciente paternidad. Sigue manteniendo contacto con las amistades que forjó sus dos años en Málaga. Durante el confinamiento recordaba que aún mantiene esos vínculos: "Allí estaban Pepe Pozas, Miki Servera o Luis Conde, que me ayudaron mucho en esa primera etapa. Nos hicimos muy amigos y aún hoy en día hablo con ellos y me hicieron ver que podía tener también amigos allí y en el tema del baloncesto me ayudaron muchísimo", recordaba. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios