Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Naturaleza

Miradores de Málaga: ver más allá del coronavirus

  • Recomendamos visitarlos in situ tras pasar la pandemia

  • Mientras, lo mejor es 'disfrutar' la cuarentena planificando las rutas que vamos a hacer cuando todo esto acabe por fin

Los miradores de Málaga nos hacen soñar con un mañana sin coronavirus. Los miradores de Málaga nos hacen soñar con un mañana sin coronavirus.

Los miradores de Málaga nos hacen soñar con un mañana sin coronavirus. / malaga.es (Jesús Ponce)

Sabemos que sólo se habla de un tema estos días (y con razón). Pero tenemos que saber darnos un respiro para no acabar más quemados todavía del "Tema-Que-No-Debe-Ser-Nombrado": o despejamos la mente o vamos a terminar histéricos, comprando papel higiénico en cantidades industriales. Así que pensemos en visitar un mirador para disfrutar y soñar con el futuro que nos está aguardando cuando todo esto llegue a su fin (lo de la pandemia, no el mundo).

Y para eso, ¿qué mejor que aprovechar el aislamiento que, voluntaria y sabiamente, debemos poner en práctica para organizar las futuras rutas que haremos cuando toda la crisis del virus "Que-tú-ya-sabes" termine finalmente?

Y entre las rutas que la provincia nos ofrece están esas que incluyen miradores como los que reseñamos bajo estas líneas:

Mirador de los Tres Embalses

El Mirador de los Tres Embalses ofrece lo que su nombre bien indica. El Mirador de los Tres Embalses ofrece lo que su nombre bien indica.

El Mirador de los Tres Embalses ofrece lo que su nombre bien indica. / malaga.es (Jesus Ponce)

El Mirador de los Tres Embalses está situado en la confluencia entre los embalses de los ríos Turón, Guadalteba y Guadalhorce, y desde él se aprecian las distintas presas y centrales hidroeléctricas que componen la red hidrológica de El Chorro.

Este mirador, que se encuentra a 486 metros sobre el nivel del mar, fue construido inicialmente como punto de control topográfico durante los trabajos de principios del siglo XX. Desde él se puede apreciar la importancia estratégica de estas grandes obras que gestionan los principales ríos de la zona norte de la provincia de Málaga.

Mirador del Genal

El Mirador del Genal está genial. El Mirador del Genal está genial.

El Mirador del Genal está genial. / malaga.es

Si visitamos la localidad de Algatocín tenemos que pasar por el Mirador del Genal, una de las paradas obligadas de esta villa.

Desde este mirador se disfrutan unas vistas impresionantes del entorno y de los pueblos de los alrededores. Un balcón asomado al valle del río del Genal que ofrece una panorámica que nos quitará el aliento.

Desde este mirador, además de una brutal vista natural, se pueden ver los pueblos blancos de Alpandeire, Fajarán, Jubrique y Genalguacil, así como la cima del pico Torrecilla e incluso el Peñón de Gibraltar muy a lo lejos.

Mirador de las Águilas

Vista de Sierra Alpujata desde el Mirador de las Aguilas. Vista de Sierra Alpujata desde el Mirador de las Aguilas.

Vista de Sierra Alpujata desde el Mirador de las Aguilas. / malaga.es

Situado en Sierra Alpujata, cerca de la localidad de Mijas, el Mirador de las Águilas es una atalaya natural con muy buena situación para disfrutar de la migración de aves planeadoras. De hecho, en la actualidad cuenta con un observatorio ornitológico.

Lógicamente, se recomienda su visita durante el periodo de migración de las especies europeas que usan la zona del estrecho de Gibraltar para cruzar al continente africano y, principalmente, durante los días en los que predomine el viento de poniente.

No obstante, es un mirador perfecto para visitar en cualquier época del año porque ofrece unas vistas preciosas del entorno natural de este paraje.

Mirador del Corzo

El Mirador del Corzo quita la respiración dos veces: para llegar, y una vez que nos muestra sus vistas. El Mirador del Corzo quita la respiración dos veces: para llegar, y una vez que nos muestra sus vistas.

El Mirador del Corzo quita la respiración dos veces: para llegar, y una vez que nos muestra sus vistas. / malaga.es (Miguel Ángel Mateos)

En Ojén encontramos el Mirador del Corzo . A caballo entre las sierras Blanca y Alpujata, en plena reserva de la biosfera de la Sierra de las Nieves, mirando al Mediterráneo, este mirador bascula entre el mar y la montaña.

Un mirador ideal para poder percibir toda la grandeza de este paisaje: en lo alto del Cerro del Pechón, a 881 metros de altitud, el Mirador del Corzo ofrece unas magníficas vistas de la Costa del Sol y, al fondo, la costa de Marruecos.

Mirador de África

El Mirador de África ofrece una panorámica 360 que ya quisiera Google Maps. El Mirador de África ofrece una panorámica 360 que ya quisiera Google Maps.

El Mirador de África ofrece una panorámica 360 que ya quisiera Google Maps. / malaga.es (jesús ponce)

Desde el Mirador de África o de las Aves Migradoras es posible contemplar panorámicas excepcionales de los alrededores, entre los valles de los ríos Genal y Guadiaro.

Cerca se localiza Benarrabá, cuyo término municipal se extiende entre ambas zonas que ofrecen una gran variedad orográfica.

En su territorio se pueden encontrar enclaves naturales como Las Buitreras, sobre el propio río Guadiaro. Se trata de un gran desfiladero, situado entre Gaucín y la Estación de Cortes de la Frontera. Esta garganta, que tiene la declaración de Monumento Natural de Andalucía, impacta por su impresionante verticalidad. Está considerado, junto al Desfiladero de los Gaitanes, uno de los cañones calizos más importantes de Andalucía.

Este mirador es un punto de interés donde observar diversas especies de rapaces migratorias que sobrevuelan la Serranía de Ronda, entre África y Europa.

Mirador de Pocopán

El Mirador natural de Pocopán. El Mirador natural de Pocopán.

El Mirador natural de Pocopán. / malaga.es (J.C.Chavarria)

En el Parque Natural de los Montes de Málaga encontramos el Mirador de Pocopán, el cual ofrece una extraordinaria panorámica y unas vistas únicas en este espacio protegido.

Se pueden ver desde él algunas de las sierras más importantes de la provincia, como son el Jobo, Camarolos, las Cabras, el Torcal de Antequera o los tajos de Gómer y Doña Ana.

De los cinco arroyos principales que surcan este espacio, se divisan las cuencas del arroyo Humaina y del arroyo de los Frailes.

Donde hace poco más de un siglo abundaban los cultivos de la vid y de los cereales hoy se puede disfrutar de un espeso bosque mediterráneo, del que forman parte pinos carrascos, encinas y alcornoques.

Mirador del Cerro Alaminos

En Coín encontramos este hermoso mirador. En Coín encontramos este hermoso mirador.

En Coín encontramos este hermoso mirador. / malaga.es (Miguel Ángel Mateos)

El Coín nos tropezamos con el Mirador del Cerro Alaminos, un mirador que nos muestra la principal característica del paisaje coineño: la diversidad y los contrastes. La sierra, el valle, la huerta y la abundancia de agua, que surge en manantiales, ríos y arroyos, hacen de Coín uno de los lugares más hermosos del Valle del Guadalhorce.

Entre los macizos de Mijas y Sierra Bermeja nos encontramos con los llanos del Nacimiento desde donde llegar al Cerro de Alaminos, un lugar perfecto para otear el horizonte por los cuatro costados. Desde allí la vista alcanza sin problemas la costa de Fuengirola, la Sierra de Mijas, la desembocadura del Guadalhorce y los Montes de Málaga.

Rodeado por bosques de coníferas, en su zona sur y oeste proliferan los barrancos profundos y las fuertes pendientes. Todo un espectáculo para dejar boquiabierto al más pintado.

Mirador de Gibralfaro

El Mirador de Gibralfaro ofrece un paisaje menos natural, pero también muy hermoso. El Mirador de Gibralfaro ofrece un paisaje menos natural, pero también muy hermoso.

El Mirador de Gibralfaro ofrece un paisaje menos natural, pero también muy hermoso. / M.H.

En Málaga capital encontramos un mirador que es ya una atalaya urbana: el Mirador de Gibralfaro. La vista panorámica que ofrece este punto situado a 130 metros de altura sobre el monte Gibralfaro y junto a la Alcazaba quita el hipo.

Descubrir Málaga desde el mirador de Gibralfaro es una experiencia inolvidable: desde esta atalaya se contempla una de las imágenes más tradicionales de la capital, con la plaza de toros de la Malagueta y el Paseo del Parque en primer plano.

Y un poco más atrás, como hace siglos, la llegada de grandes barcos que entran al puerto y que incluyen, hoy en día, cruceros repletos de turistas italianos que recalan en la costa...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios