Salud

Suspendida la compra de 68 equipos de TAC para los hospitales andaluces

  • El Tarcja paraliza cautelarmente un contrato de 41,8 millones anunciado en diciembre por el anterior Gobierno en funciones

  • La obsolecencia del equipamiento de tomografías es mayor de la recomendada

La ex presidenta de la Junta, Susana Díaz, visita una unidad de radioterapia del hospital de Jerez. La ex presidenta de la Junta, Susana Díaz, visita una unidad de radioterapia del hospital de Jerez.

La ex presidenta de la Junta, Susana Díaz, visita una unidad de radioterapia del hospital de Jerez. / Efe

El diagnóstico de las enfermedades se ha convertido en un eje central de los sistemas de salud. A tal fenómeno ayuda la tecnología, que va como un tiro. Los avances técnicos no sólo han permitido una más fácil detección de las patologías sino que van logrando un menor grado de invasión en tejidos y órganos de los pacientes sometidos a una radiografía o a un TAC.

En el organismo va acumulándose un rastro de radiaciones, algo que técnicos y gestores llaman "huella de energía". Su reducción es tarea prioritaria para la salud pública, también para el Servicio Andaluz de Salud (SAS), que desarrolla desde 2017 un proyecto para hacer de Andalucía "la región europea con menor radiación en las pruebas diagnósticas". Fina joya de la corona cincelada a bisturí. Por ahora, sin embargo, Andalucía ha de esperar.

Lo de que Andalucía sea "la región europea con menor radiación de dosis en las pruebas diagnósticas" figura textualmente en una nota publicada el 26 de diciembre después de la penúltima reunión del Consejo de Gobierno del anterior Ejecutivo para anunciar la compra de 68 equipos de TAC.

La idea era (y es) renovar "totalmente" –subrayaba el Gobierno andaluz– el parque tecnológico de los hospitales andaluces. El coste era de 41,8 millones de euros, ocho millones menos de los que el Gobierno de Pedro Sánchez proyectó para el Plan Extraordinario de Empleo para Andalucía en 2019.

Inicio de la licitación de los TAC

Una semana después del anuncio, la Junta de Andalucía puso los requisitos de licitación a disposición de las empresas que aspiraban al millonario contrato. El concurso había empezado. Pero, por ahora, los hospitales van a tener que seguir esperando.

En la remesa de los 68 equipos de Tomografía Axial Computarizada (TAC) planteados, 58 equipos sustituirán a otros tantos ya obsoletos y 11 serán para añadir aparatos de diagnóstico a los centros sanitarios, pero será cuando el SAS pueda ejecutar la adquisición.

Por ahora es imposible. El Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía (Tarcja) ha paralizado provisionalmente el procedimiento de adjudicación del contrato. El SAS no puede comprar los 68 TAC.

En una resolución del 7 de febrero, el Tarcja –organismo adscrito a la Consejería de Hacienda, Industria y Energías– ha concedido la solicitud de la empresa Althea Healthcare España S. L. por la que exigía la "medida cautelar de suspensión del procedimiento de adjudicación del contrato".

Un procedimiento de adquisición difícil desde el inicio

El tribunal ha frenado la compra, pero aún no ha entrado en el análisis de fondo de un recurso de fondo de Althea. El dictamen final del Tarcja, es decir, la anulación definitiva o la continuidad del proceso de compra, está estimado en un mes. O dos meses, a más tardar. Hasta entonces, y aunque el procedimiento haya culminado con la extinción del plazo de presentación de ofertas, reinará la incertidumbre.

El procedimiento ha sido sinuoso desde el comienzo. Industria y Administración comenzaron las conversaciones en febrero de 2018. Desde entonces, el camino ha sido largo y no poco accidentado. Hubo la adición de una "memoria complementaria justificativa" a la mitad del proceso, una ampliación de la fecha para la presentación de ofertas casi al final y una cita en la sede del SAS para plantearse dudas y respuestas en una reunión in extremis. Un poco de todo.

Entretanto los ciudadanos esperan. Dos meses, un mes menos. Otros dos o tres meses más si el tribunal administrativo dicta la nulidad del expediente. Sea como sea, la mayoría de los pacientes andaluces sabrán esperar un tiempo sin pasar a ser "la región europea más avanzada" en materia de "huella de energía".

Cuando sea, hoy hace casi dos meses del anuncio de la compra por parte del anterior Gobierno, el parque tecnológico andaluz agradecerá la reposición. Según FENIN, la patronal de equipamientos tecnológicos, del centenar de TAC que hay en Andalucía, el 26% tenía en 2017 menos de cinco años, ni la mitad del 60% que recomienda el Comité de Coordinación Europea de la industria Radiológica. Con los 68 TAC, la renovación sería del 75%. Pero habrá que esperar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios