Fundación La Caixa

Fainé apoyará al Gobierno en su plan contra la pobreza infantil

  • El presidente de la Fundación La Caixa ofrece recursos para ayudar a menores en riesgo de exclusión.

Isidro Fainé lleva a un niño en hombros en el Día de Voluntariado de La Caixa. Isidro Fainé lleva a un niño en hombros en el Día de Voluntariado de La Caixa.

Isidro Fainé lleva a un niño en hombros en el Día de Voluntariado de La Caixa. / M. G.

El presidente de la Fundación La Caixa, Isidro Fainé, se ha mostrado dispuesto a apoyar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su nuevo plan de lucha contra la pobreza infantil, poniendo a disposición la experiencia de la fundación con el bagaje de los diez años del programa Caixaproinfancia.

En una entrevista publicada en El Nuevo Lunes, Fainé asegura que la Fundación ya ha reafirmado este compromiso. Además ha indicado que aportará parte de la financiación de la fundación a este nuevo plan, con el fin de aumentar el número de menores en riesgo de exclusión social que perciban ayuda alimentaria y apoyo para erradicar el abandono escolar.

Sobre las prioridades de la economía española, Fainé defiende que es conveniente, y no sólo en España, un cambio en la política económica, moviendo el eje de actuación con un propósito ambicioso: "Que el crecimiento no sea sólo sostenible sino también inclusivo".

Enumera en este caso factores como la calidad del sistema educativo, el correcto funcionamiento del mercado laboral, un diseño acertado del sistema tributario, la regulación adecuada de la competencia entre las empresas o el fomento del emprendimiento.

En el plano político y preguntado por los presidentes que España ha tenido en democracia, Isidro Fainé asegura que su opinión es, en general, buena: "Todos han actuado con la mejor voluntad y con toda su capacidad ante problemas colosales".

El directivo deja claro que prefiere evitar meterse en política: "Yo estoy para ayudar, pero siempre he tenido un perfil político distante", asegura, tras recordar que ha firmado acuerdos de colaboración con autonomías de todos los colores políticos.

Sobre sus ideas, explica que está muy abierto a todo, pero sin ningún extremismo: "Soy más bien moderado en política; me he movido siempre en las ideas socialdemócratas".

Sobre el traslado de las sedes sociales de la entidad, Fainé explica que cuando se vio que podía haber un problema de liquidez a medio plazo se tuvo que tomar una "decisión drástica", ya que "conociendo al Banco Central Europeo, ante un problema de liquidez hubiéramos perdido todo el capital, como ha pasado en otros bancos".

Así, explica que se optó por Palma de Mallorca por respeto a la historia de la entidad, ya que Baleares es uno de los territorios fundacionales de La Caixa. Fainé insiste en que fue una de las decisiones "más difíciles" porque se siente muy catalán, pero también muy español y muy europeo.

Incide además Fainé en que la posibilidad de que Cataluña saliera de la UE era para él "un hecho inconcebible" porque "ni Cataluña, ni ninguna región, ningún país de la Europa actual puede vivir ni diez minutos fuera del euro. Los mercados mandan".

En este contexto, Fainé reitera que su interés prioritario es el entendimiento, la estabilidad y la seguridad para clientes y empleados, actuando con sentido común y la prudencia necesarias. "La negociación sincera es clave para alcanzar un acuerdo definitivo", sentencia en la entrevista.

En el plano empresarial y sobre la venta de Repsol, Fainé afirma que desde el momento de la desconsolidación de La Caixa él se ha mantenido al margen, como le pidió el Banco Central Europeo, que exige la colocación de separaciones claras entre la Fundación y Caixabank.

Más niños recibirán ayuda alimentaria y apoyo para erradicar el abandono escolar

En esta línea, indica que la venta la decidió el consejo del banco en discusión interna y añade que la participación en Repsol no era estratégica, ya que se entró en el accionariado con el objetivo de defender a Gas Natural.

Además, el presidente de la Fundación La Caixa hace hincapié en que a la banca comercial no le gustan las participaciones industriales, y defiende la presencia en Telefónica por las sinergias que se reciben en telecomunicaciones.

Recientemente, Fainé y el director gerente del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, Manel del Castillo, firmaron un convenio por el que la fundación aportará tres millones de euros al nuevo Pediatric Cancer Center de Barcelona, que pretende convertirse en referente internacional en la lucha contra el cáncer infantil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios