Movilidad

El Ayuntamiento de Málaga condiciona su ordenanza de patinetes al visto bueno de Tráfico

  • Movilidad envía el texto ya culminado a la DGT para que la analice

  • Busca evitar conflictos competencia y posibles recursos al documento final

Un grupo de usuarios de patinetes circulando por el Centro histórico de Málaga. Un grupo de usuarios de patinetes circulando por el Centro histórico de Málaga.

Un grupo de usuarios de patinetes circulando por el Centro histórico de Málaga. / Javier Albiñana

El contenido final de la ordenanza con la que el Ayuntamiento de Málaga pretende ordenar de los patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad personal queda ahora condicionada a la opinión que exprese la Dirección General de Tráfico. Según confirmó el concejal de Movilidad, José del Río, ayer le fue remitido el borrador final de la normativa con el objetivo de que analice su articulado y realice las observaciones que considere oportunas. "Hemos pedido su colaboración para que se manifieste", dijo.

Con este paso, el Consistorio trata de evitar conflictos en materia competencial y que podrían motivar impugnaciones por parte de las empresas de alquiler de patinetes, claramente afectadas por las propuestas municipales. Del Río reconoce que hasta que no vea la luz el pronunciamiento de Tráfico al respecto, el equipo de gobierno no podrá llevar al Pleno la modificación de la ordenanza para su aprobación inicial.

"Una vez concluido el estudio y redacción de un nuevo título cuarto de la ordenanza que regula de forma completa todos los aspectos relevantes de los vehículos de movilidad personal y considerando las competencias del Estado en materia de circulación y tráfico, el área de Movilidad considera oportuno consultar con carácter previo la modificación a la DGT", precisa el escrito enviado.

El concejal se muestra optimista con el resultado final. Incluso, defiende que la línea de acción definida en este documento "puede servir de base a la DGT para que saque una normativa de aplicación para todas las ciudades". "Nosotros planteamos una serie de medidas de seguridad necesarias si se decide sacar el vehículos de las aceras para que circulen por las calzadas", explicó.

No obstante, no esconde que una reacción contraria de la DGT respecto a buena parte de las medidas analizadas por el Ayuntamiento obligaría a limitar muy mucho el campo de control sobre estos vehículos. "Si nos dice que hay cuestiones en las que no somos competentes nos veremos obligados a reducir mucho lo que aparece ahora en el texto y nos obligará a decir solo que no puedan ir por las aceras y que tienen que hacerlo por los carriles bici y la calzada y precisar cuáles son los lugares y puntos de estacionamiento autorizados".

Una de las particularidades de la propuesta municipal, en la que diferentes áreas llevan trabajando meses, es que fija una serie de obligaciones a cumplir por el usuario de los VMP, como el de llevar casco y chaleco reflector en el momento en que circulan por vías de 50 kilómetros por hora. O la exigencia de que cuenten con seguro de responsabilidad civil.

Las empresas de alquiler tendrán que disponer de una autorización municipal que se renovará todos los años

Pero no sólo. Del Río valoró el hecho de que a día de hoy tanto el equipo de Movilidad como de otras áreas municipales ya han terminado la ordenanza "para una nueva y completa regulación de los vehículos de movilidad personal". Como líneas principales, en el documento se definen y clasifican los dispositivos, se fijan las condiciones de uso y las conductas prohibidas, se prohíbe la circulación de los mismos por las aceras y espacios peatonales… 

Asimismo, el concejal habla de que desde el Ayuntamiento se tendrá que otorgar una autorización para el funcionamiento de las empresas de alquiler de patinetes, por ejemplo, que será renovada anualmente. El citado permiso no podrá prolongarse en el supuesto de que una firma tenga vehículos en el depósito.

"Y estamos viendo la posibilidad de tener un registro de matriculaciones, con el fin de poder identificar los patinetes", apuntó como novedad. Entre las exigencias que se harán a las empresas de alquiler estará que mantengan activa la tarificación al cliente hasta que estaciones en lugares habilitados para ello o que fijen un sistema que pare el patinete si un conductor decide adentrarse por espacios prohibidos. También se les demandará que cuenten con un local físico y un teléfono móvil operativo las 24 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios