Málaga

Cáritas gestiona un nuevo recurso de acogida temporal para mayores sin hogar

  • El centro, dos pisos con 19 plazas en la calle Cuarteles, ha sido cedido y será cofinanciado por el Ayuntamiento de Málaga

Una técnico y varios usuarios en el salón del hogar para mayores en situación de calle. Una técnico y varios usuarios en el salón del hogar para mayores en situación de calle.

Una técnico y varios usuarios en el salón del hogar para mayores en situación de calle.

Dar respuesta a las personas mayores de 60 años que viven en la calle es el objetivo del nuevo recurso que Cáritas y el Ayuntamiento de Málaga han puesto en marcha. El proyecto Emaús, gestionado por Cáritas y cofinanciado entre ambas entidades, permite la acogida de 19 personas con autonomía suficiente para realizar las actividades básicas de la vida diaria. 

La vivienda, cedida por el Consistorio y situada en la calle Cuarteles 33, está compuesta por dos pisos unidos y cuenta con habitaciones y baños compartidos, así como con otras estancias comunes como comedor y sala de estar. Por la disposición de las instalaciones, solo se podrán admitir hombres, que es el género más numeroso entre este colectivo y en estas circunstancias, explican desde Cáritas en un comunicado. 

No obstante, de manera muy excepcional, cuando las circunstancias lo permitan y siempre por corto espacio de tiempo, no se descarta la admisión de algún otro perfil.

Cáritas quiere que Emaús sea ante todo "un espacio de vida, una casa en la que la persona mayor pueda mejorar su situación previa trabajando elementos esenciales como la responsabilidad y la integración", indican desde la entidad.

Atención a uno de los residentes. Atención a uno de los residentes.

Atención a uno de los residentes.

Y subrayan que una de las características más relevantes de este proyecto es la temporalidad de la estancia, "ya que se ha concebido como un espacio de transición en el que los acogidos puedan retomar su propio proyecto de vida: incorporándose a otros recursos residenciales, recuperando la convivencia con familiares o amigos, etcétera". 

Patricio Jesús Fuentes, director del centro gerontológico El Buen Samaritano, asumirá la supervisión general del proyecto que contará con un equipo humano compuesto por un responsable y siete cuidadores (dos en la mañana, dos en la tarde y uno en la noche).

La coordinación con los servicios sociales municipales, a través de un trabajador social, será fundamental para el correcto funcionamiento del centro, ya que serán estos quienes estipulen las personas que pueden acceder a las plazas públicas de urgencia social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios