Sucesos

Detenido un casero por cambiar la cerradura a sus inquilinos y sacarle la ropa al rellano

  • Cuando la Policía Local llegó descubrió que uno de los residentes tenía una orden de alejamiento hacia su pareja y también fue arrestado

Dos policías locales patrullan en el centro de Málaga Dos policías locales patrullan en el centro de Málaga

Dos policías locales patrullan en el centro de Málaga / Javier Albiñana

El casero de un piso había cambiado, supuestamente, la cerradura a sus inquilinos y les había sacado la ropa de su habitación hasta el rellano de la vivienda con la hipotética intención de que se marcharan. Cuando la Policía Local de Málaga acudió al inmueble para investigar lo ocurrido descubrió que uno de los residentes incumplía la orden de alejamiento que un juez había decretado hacia su pareja. Ambos acabaron detenidos.

Un aviso en la Sala del 092 alertaba pasadas la 1 y media de la mañana que una persona tenía "problemas con unos inquilinos". Los agentes subieron al piso, situado en el centro de Málaga, y se entrevistaron con las dos partes. Allí encontraron a un hombre y a una mujer -ambos de nacionalidad marroquí, con su hijo de 6 años-. Llevaban bolsas de gran tamaño en las que guardaban sus pertenencias. Ella explicó a los efectivos que vivían en esa casa y que, al regresar con el menor, no había podido acceder porque la cerradura había sido cambiada.

Además, halló sus efectos en la zona del rellano. El hombre, y padre del niño, manifestó que ambos residían allí desde este mes de julio y que al dueño del inmueble le había entregado el dinero correspondiente a tres meses de fianza. En el inmueble vivía una tercera persona, una mujer venezolana que corroboró su versión. Con ellos coincidían también los vecinos del bloque que fueron consultados por los agentes, que detuvieron al casero como supuesto autor de un delito de allanamiento de morada. La intervención se desarrolló al alimón con la Policía Nacional de Málaga.

Hace unos años, otro hombre fue arrestado por haber agredido y secuestrado a un matrimonio que alquiló una habitación en la zona oeste de Málaga. La investigación apuntaba entonces a que la pareja había alquilado una habitación por 200 euros al mes. Una vez que estaban dentro, el detenido, según las pesquisas policiales. accedió a ella y cogió sin permiso el bolso de la mujer. Cuando los inquilinos se dieron cuenta, le pidieron explicaciones. El individuo respondió entonces a golpes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios