Málaga

“La dirección nacional de Vox se ha puesto de perfil ante la crisis en Málaga”

  • Martín Ortega, cabeza visible de los críticos, se postula para disputar a Lara la Presidencia

  • La dirección provincial dice que “no estamos en primarias”

Martin Ortega, promotor de la moción de censura de Vox en Málaga. Martin Ortega, promotor de la moción de censura de Vox en Málaga.

Martin Ortega, promotor de la moción de censura de Vox en Málaga. / Javier Albiñana

Los miembros de la dirección provincial de Vox en Málaga, con José Enrique Lara al frente, y los integrantes del sector crítico, con Martín Ortega como cabeza visible, llevan meses enfrascados en guerra interna ante la que Madrid, según lamenta este último, "se ha puesto de perfil".

El buen resultado cosechado el 10N ha insuflado aire a la Ejecutiva Provincial que en los últimos meses se había visto acorralada por una cascada de dimisiones. Las aguas parecen haberse calmado, pero el enfrentamiento entre ambas facciones sigue latente y Ortega insiste en que "el partido a nivel municipal no avanza".

Subraya que la dirección provincial no sigue "ninguna estrategia" más que "él" –en referencia a Lara– y critica que durante la campaña se ha "menospreciado e insultado" a afiliados firmantes de la moción cuando han ido a las mesas informativas.

"El partido son ellos, pero ellos son diez, los seis de la ejecutiva y un grupo de afiliados muy afines", manifiesta. Asegura que desde Madrid son conocedores de la situación desde el principio y considera que la dirección de Santiago Abascal "debería haber intervenido" para poner una gestora, "como ha hecho en otras 25 provincias", en el momento en que "la quinta capital más importante España no es capaz de sacar un solo concejal, que en Torremolinos una se nos va al PSOE, en Mijas uno se nos va al grupo mixto y en Marbella, que habíamos tenido 11.000 votos en las nacionales, se quedaron en 1.000 en las municipales... algo pasaba".

"Quizás Madrid nos debería haber prestado más atención", apostilla, aunque no tiene reproches en esta línea, ya que lo achaca a la "vorágine electoral" en la que están metidos. Con todo, Ortega admite que el mensaje que trasciende es que la dirección nacional respalda a Lara, algo que, por otro lado, siempre han defendido desde el partido en Málaga.

El adelanto electoral del pasado 10 de noviembre también frenó en seco las pretensiones de "la disidencia" –así lo denomina Ortega– de sacar adelante una moción de censura para desbancar de la presidencia a Lara y a su Ejecutiva.

El abogado, ex coordinador del distrito Centro, admite que fue la dirección nacional quien le pidió "expresamente" que aparcara la moción para "no dañar al partido en la campaña". Así se hizo. Ahora, ante la noticia de que habrá primarias antes de junio, la vía de la moción de censura se da por muerta y no hay intención de reactivarla, tal y como señala el promotor de la misma, que explica que "para no matar la ilusión del proyecto" se decidió "transformar la moción en candidatura".

En este contexto, Ortega dice que espera contar, al menos, con los cerca de 500 afiliados que habían dado su apoyo a la moción. "Queremos aunar al máximo número de afiliados para en las primarias desbancar a esta Ejecutiva que está desnortada, que no tiene organización y que no se vale de los mejores", resumió, aunque quiso lanzar algunos compromisos, entre ellos el de que si llega la Presidencia de Vox Málaga "jamás me presentaré a la Alcaldía de Málaga. Mi ambición política se queda en la organización". Además de esto, también plantea "profesionalizar el partido y hacer una auditoría económica", entre otras cosas.

Pero Ortega no es el único que ya ha mostrado su intención de concurrir a esas primarias, también lo ha hecho Julia Calleja, a la que se relaciona con el ex tesorero Antonio Calle y con el grupo de militantes que protestaron para pedir una gestora en un mitin de las generales de abril ante la presencia de los números dos y tres del partido a nivel nacional, Javier Ortega Smith e Iván Espinosa de los Monteros.

Los críticos dan por hecho que Lara optará a la reelección, si bien, el propio presidente de Vox Málaga asegura que es algo que todavía no se ha planteado. De hecho, insiste en que "no hay convocadas primarias" y que es el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) el que marca las pautas del proceso. "La promoción de candidaturas está prohibida hasta que el CEN diga que se abre la campaña", indica Lara, señalando que es el Reglamento Interno de Procedimientos Electorales el que ordena los plazos.

"No estamos en campaña y no se debe hacer publicidad ni hablar de este tema", afirma, y apunta a que el Comité de Garantías "actuará" pudiendo imponer sanciones disciplinarias a quienes no respeten dichas normas, en clara referencia a Ortega, quien admite que ya ha sido avisado de tal extremo, pero señala que no va a dejar de mantener línea de contacto con los afiliados que en su día trabajaron por la moción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios