Málaga CF El primer examen será en noviembre

  • En club afronta un mes clave en el cumplimiento del Plan de Viabilidad presentado ante Tebas y LaLiga

Richard Shaheen, en el Anexo. Richard Shaheen, en el Anexo.

Richard Shaheen, en el Anexo. / Javier Albiñana

Llega el mes de noviembre a Málaga, con él el poco frío que estila en la ciudad en estas fechas, así como las escasas gotas que caen sobre las calles malacitanas. Para el club de la ciudad, el Málaga, será un mes determinante para el futuro de la entidad como se la conoce a día de hoy. Con el mes de noviembre llega el primer examen que vaticinó Javier Tebas a finales de septiembre para determinar la situación del club y su cumplimiento con el Plan de Viabilidad que se presentó para tranquilidad al estamento que preside el nacido en Costa Rica y criado en Huesca. Será un test de transición previo al definitivo que tendrá lugar en el mes de diciembre.

"El Málaga tiene un déficit de cinco millones de euros que tiene que solucionar. Con el plan que han trazado a LaLiga de recorte de gastos, si lo cumplen, no les ocurría lo mismo que al Reus", espetaba Tebas sobre la situación del Málaga cuando fue cuestionado por ello: "El plan tiene que estar en marcha y en diciembre terminado. Su problema es de corto plazo, no de largo plazo. No veo peligro de que el Málaga desaparezca. Si cumplen lo que presentaron no habrá problemas, soy optimista. Si no lo cumplen, sí tendrán problemas".

El Plan de Viabilidad, del que apenas se conocen detalles por el oscurantismo que ha imperado en el club sobre él, pasará su revisión este mes y debe estar concretado en diciembre, antes del nuevo año, dentro del exhaustivo análisis al que es sometido por parte de LaLiga para que no se repita otro caso como el del Reus. La entidad tenía que salvar en tres meses el desfase económico que Tebas tasó en cinco millones de euros, algo que trató de forma optimista.

Desde la llegada de Richard Shaheen a la Costa del Sol a finales de septiembre, el asesor del jeque y apoderado del club ha agitado la actualidad de la entidad y ha ido dando luz a por dónde van los tiros en los recortes que se pueden acometer para abrocharse el cinturón y encajar las cuentas.

De las primeras medidas que tomó el americano, que ha mostrado tener poder absoluto en el club en estos momentos, fueron los despidos de dos que eran pesos pesados de la entidad hasta ahora: el director deportivo José Luis Pérez Caminero –que conllevó también al adiós de Juan Rodríguez– y Joaquín Jofre, clave en el devenir del Málaga en los últimos meses.

Shaheen, cada vez más integrado en el club y con mayor foco mediático, también dejó entrever otras medidas a las que recurriría la entidad para cubrir el déficit. Por un lado, un recorte de 1,7 millones de euros que sufriría el presupuesto de La Academia. Por otro lado, la posibilidad de utilizar los fondos de la construcción de la ciudad deportiva de la cantera para sanear a la entidad, algo que desveló Francisco de la Torre, que no reconoció una gran sintonía con el norteamericano y que trabaja en la posibilidad de que el Málaga tenga un nuevo propietario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios