Málaga CF | Serán baja ante el Rayo Majadahonda

Keidi Bare y Blanco, dos ausencias de peso

  • La expulsión del albanés y la quinta amarilla del argentino trastocan los planes de Muñiz

  • Seleznov, Harper y Renato, candidatos a suplirles

Keidi Bare y Gustavo Blanco, durante la acción que acarreó la amarilla a Iván Alejo. Keidi Bare y Gustavo Blanco, durante la acción que acarreó la amarilla a Iván Alejo.

Keidi Bare y Gustavo Blanco, durante la acción que acarreó la amarilla a Iván Alejo. / Marilú Báez

El encuentro ante Las Palmas, más allá de suponer el tercer empate consecutivos de los de Muñiz, dejó un par de sancionados que alterarán más de lo normal y previsto el once del gijonés para la visita al Rayo Majadahonda del próximo domingo. 19 faltas cometió el Málaga ante los canarios y vio cinco amarillas, dos de ellas al mismo con la consecuente expulsión, Keidi Bare; y otra que supuso la quinta en el acumulado para Gustavo Blanco. El albanés y el argentino causarán baja para el envite en el Miniestadio Cerro del Espino.

Es un contratiempo inesperado a la vez que esperado. Leschuk llevaba semanas apercibido con la sombra de la quinta a su espalda –al igual que Diego, Pau Torres y Lombán–, y de un momento a otro se esperaba que cumpliera sanción. Cabe destacar que Muñiz tenía planeado su cambio antes de que viera esa tarjeta, aunque su relevo por Seleznov llegó un minuto tarde. De hecho, es el propio ucraniano uno de los que tiene más papeletas de relevar al ariete argentino ante el Rayo Majadahonda. Es el perfil más similar a él aunque existen serias dudas de si su nivel físico le permitirá mantener la intensidad y brega de Blanco durante algo tres cuartos de partido. Jack Harper es otro de los que podría ocupar su lugar como referencia ofensiva, e incluso Dani Pacheco. Son perfiles con aristas diferentes, pero no sería descabellado la posibilidad.

Al otro al que habrá que encontrarle sustituto es a Keidi Bare. El albanés se ha ganado la confianza de Juan Ramón Muñiz y con ella, un sitio como titular cada fin de semana. De hecho, su impacto en el once ha supuesto también un cambio de sistema –entre otros detalles–, del 4-4-2 se ha pasado al 4-1-4-1. Es su baja la que más cambiaría los planes del gijonés, ya que por él pasa gran parte del juego del equipo y abarca mucho terreno sin balón. Su sustituto bien podría ser Lacen, aunque la idea que más convence a Muñiz es la de Adrián. El madrileño volvería al centro del campo y se alejaría del costado y, por ende, del área. Ese costado lo podría ocupar un jugador con un rol más definido para el costado, como Renato Santos, Harper o Dani Pachecho, e incluso el descartado OntiverosAlejo ha caído de pie y no saldrá del once–.

Son dos bajas sensibles para Muñiz para viajar a un feudo complicado como el del Rayo Majadahonda, un rival que concede muy poco en su campo –allí han ganado cinco partidos, empatado cuatro y perdido solo tres–.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios