Málaga C.F.

Radiografía ilicitana

  • El Elche, próximo rival, digiere a marchas forzadas el 4-0 en Riazor antes de jugar mañana en Copa

  • Se comparte preocupación por los internacionales

Gonzalo Verdú y Tekio, del Elche, se llevan las manos a la cabeza durante su abultada derrota ante el Deportivo. Gonzalo Verdú y Tekio, del Elche, se llevan las manos a la cabeza durante su abultada derrota ante el Deportivo.

Gonzalo Verdú y Tekio, del Elche, se llevan las manos a la cabeza durante su abultada derrota ante el Deportivo. / LALIGA

Es temporada de nombres en Segunda División y, tras ganar al Albacete, esta semana toca viajar a Elche. El Málaga visita este viernes (21:00) el Martínez Valero, estadio que pisó hace no demasiado en Primera División. Han pasado muchas cosas hasta el reencuentro en la categoría de plata, sobre todo en el conjunto ilicitano. Un descenso administrativo, otro deportivo y una campaña brillante en Segunda B para estar lo antes posible de vuelta en la Liga 1|2|3. Y este verano, encaje de bolillos tras batallar con el límite salarial, en su caso el segundo más bajo de la categoría. Una auténtica montaña rusa de sensaciones que ahora mismo pasa por digerir a marchas forzadas la tremenda bofetada recibida el pasado viernes en Riazor.

El Elche es actualmente decimonoveno, ocupa la última plaza de puestos de descenso empatado a ocho puntos con Reus y Extremadura tras caer por 4-0 contra el Deportivo. El estado anímico del rival del Málaga este viernes es complicado e incluso sus futbolistas se vieron en la necesidad de pedir perdón por la imagen dada. Lo hizo por ejemplo un ex malaguista como Xavi Torres, incorporación ilicitana este verano tras una aventura con el Perth Glory en la liga australiana.

El ex malaguista Xavi Torres pedía perdón tras caer ante el Dépor: "La imagen no fue digna"

"Tenemos que pedir disculpas, sobre todo a la afición, porque tras el 2-0 dimos una imagen que no es digna del club que representamos", lamentaba el alicantino. "Tras recibir el primer gol nos quitamos un poco el miedo y empezamos a jugar como solemos hacer. Tuvimos un rival difícil y en un campo complicado, pero hay que aprender para que no pase más", apuntaba en unas palabras a las que añadía el colombiano Lozano la necesidad de pasar página: "No tenemos tiempo para lamentarnos. Hay que trabajar para hacer las cosas bien en nuestro estadio y resarcirnos de la derrota. Además, el viernes tenemos un partido importante con el Málaga".

Esas prisas por limpiar la cabeza vienen porque el compromiso inmediato del conjunto que dirige Pacheta no es el Málaga, sino el Córdoba, al que se mide mañana (20:00) en reintaidosavos de Copa del Rey. El técnico ya compartió la queja de Muñiz por los internacionales, y es que tanto el viernes como mañana pierde a su máximo goleador Sory Kaba y a Francis Uzoho. Y el primero, en la misma situación que Munir y N'Diaye: juega mañana con Guinea en Ruanda y su regreso para el viernes será bastante apresurado o incluso imposible si hay alguna complicación. Semana corta para ambos, casi calcadas de no ser por la Copa, pero ambiciones distintas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios