Infraestructuras

La última pantalla del Metro de Málaga, 155 meses después de la primera

  • Los operarios ejecutan junto a Hacienda el último muro del túnel del suburbano

  • El primero, en julio de 2006, fue junto al Martín Carpena

La pantalladora encargada de ejecutar el último muro, el pasado miércoles. La pantalladora encargada de ejecutar el último muro, el pasado miércoles.

La pantalladora encargada de ejecutar el último muro, el pasado miércoles. / S. Sánchez

Hace 155 meses, una máquina inició la construcción del primero de los muros pantalla del Metro de Málaga. Casi 13 años después de aquel hito, localizado en el entorno del Palacio de los Deportes José María Martín Carpena, otra máquina semejante concluyó ayer el último de los muros pantalla del trazado actual del suburbano, justo entre los edificios de Hacienda y Correos.

El lapso de tiempo transcurrido entre uno y otro acontecimiento pone de relieve la envergadura del retraso que acumula la ejecución de la infraestructura ferroviaria, cuyo pistoletazo de salida oficial tuvo lugar en los primeros días de junio de 2006. En aquellas fechas, la fecha de conclusión del trazado completo, alcanzando la Malagueta como estación término, se situaba en febrero de 2009.

Más de una década más tarde, sigue sin existir una previsión exacta de cuándo los trenes alcanzarán el Centro de la ciudad. La única previsión formal es la reflejada en los Presupuestos de la Junta de Andalucía para 2019, documento en el que se señala que la terminación de las obras y su puesta en servicio tendrá lugar a lo largo de 2021.

Trabajos de construcción de las primeras pantallas, en julio de 2006, junto al Martín Carpena. Trabajos de construcción de las primeras pantallas, en julio de 2006, junto al Martín Carpena.

Trabajos de construcción de las primeras pantallas, en julio de 2006, junto al Martín Carpena.

Por medio de una nota informativa remitida por la Junta, se detalla la finalización de la ejecución de los últimos módulos de pantallas que delimitan el túnel del suburbano, en concreto los correspondientes a la zona entre el cruce de la calle Nazareno del Paso con el estribo oeste del Puente de Tetuán (correspondiente al tramo Renfe-Guadalmedina). Y acabada esta parte de la actuación, los operarios procedían ayer a retirar toda la maquinaria e instalaciones auxiliares. En el otro tramo en construcción, entre Guadalmedina y Atarazanas, esta actividad finalizó en noviembre del pasado año.

La fase de muros-pantalla constituye la de mayor impacto durante la fase de construcción, tanto por el alcance de la maquinaria y suministros empleados, como por su prolongación horaria, ya que por motivos de seguridad no se puede interrumpir la jornada de trabajo hasta completar cada uno de los módulos o bataches en los que se divide su ejecución. Precisamente, entre la medidas implementadas por el nuevo equipo de gestión de la Consejería de Fomento para mejorar la productividad de la obra del Metro destacaba la incorporación de un segundo equipo de pantalladoras, lo que permitió duplicar los ritmos de ejecución entre febrero y mayo del presente año.

El nuevo contratista, la UTE Metro Conexión (integrada por Acciona y Sando), inició en noviembre de 2018 la ejecución de pantallas que restaban para culminar este tramo, y que se correspondían a los de la zona de Armengual de la Mota –acceso a la estación de Guadalmedina–, así como a toda la traza por la Avenida de Andalucía hasta el estribo oeste del tablero norte del Puente de Tetuán, es decir, unos 238 de los 713 metros lineales que componen la totalidad del tramo. En la otra zona del tramo, entre la estación El Perchel y la estación de Guadalmedina, estos muros pantallas ya estaban ejecutados y actualmente se avanza en la excavación entre tierras y hormigonado de la losa de separación del segundo nivel de túnel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios