Fútbol | Fichajes Brahim sigue la escalada

  • El joven malagueño, de 19 años, será jugador del Real Madrid en las próximas horas

  • Deja el Manchester City, al que llegó desde Málaga en 2013

Brahim, a la izquierda, en su etapa alevín en el Málaga. Brahim, a la izquierda, en su etapa alevín en el Málaga.

Brahim, a la izquierda, en su etapa alevín en el Málaga. / M. D.

Jorge Valdano era director general del Real Madrid cuando habló con Brahim Abdelkader Díaz (Málaga, 1999) y su familia en Marbella tras un torneo alevín para que se enrolara en la cantera blanca. A Brahim le tiraba el azulgrana y soñaba con ir al Barcelona. Casi una década después, el joven proyecto de crack malagueño aterriza en el Bernabéu para jugar en el primer equipo tras un lustro por Manchester.

Brahim llegó a la ciudad inglesa reclutado por el City en diciembre de 2013 tras un largo cortejo y regresa a España para jugar en el vigente tricampeón de Europa en enero de 2019. El fichaje se oficializará en las próximas horas. Los medios de Madrid informaban de su presentación el próximo lunes, de su elección del número 21 y de la firma de un contrato hasta 2025 por el que percibirá tres millones y medio de euros anuales previo pago de 15 millones de euros al City, que decidió vender ante la cercanía de una marcha gratuita en junio.

El joven malagueño ejerce un hechizo evidente del que no escapaba nadie que le viera desde que levantaba un metro del suelo. Hay testimonios gráficos de su incipiente carrera en este periódico desde 2007, cuando aún no había cumplido ocho años y su nombre corría de boca en boca por el fútbol base de la provincia. La fascinación se mantiente cuando, con 19 años, apenas ha jugado un puñado de partidos como profesional en el City. Aunque debutó dos años atrás, apenas cuenta con 15 encuentros oficiales a las órdenes de Pep Guardiola, varios de ellos con minutos testimoniales. Eso sí, en su palmarés hay ya una Premier, una Copa de la Liga y una Community Shield.

Es la razón principal de su marcha del City. Cambiar el equipo bluesky por el Madrid no parece lo más lógico si lo que busca es minutos de juego para crecer como futbolista. Pero la confianza de Brahim y su entorno en sus posibilidades es infinita para aterrizar en el Bernabéu con un escueto bagaje como profesional. Porque los equipos que le han cortejado desde que decidiera abandonar el City han sido de la liga del Madrid o del club inglés, varios de los más poderosos del mundo.

Internacional sub 17 (subcampeón de Europa), sub 19 y sub 21, Brahim aterriza en un Madrid en combustión, con otro malagueño como Isco en el disparadero tras ganar cuatro Champions siendo pieza importante y en un ambiente depresivo tras tres Champions y la marcha de Cristiano Ronaldo y Zidane. Puede ser un cara o cruz. De momento, se pondrá a las órdenes de Solari y al acabar la temporada se reevaluará si marcha cedido o continúa en la disciplina de la primera plantilla blanca.

En sus cinco años en Manchester Brahim ha acelerado su crecimiento físico, en torno al 1.70 metros, ha desarrollado el tren inferior y el superior y ha entrenado en las dos últimas temporadas cada día con un equipo de superélite y a las órdenes de uno de los técnicos más influyentes en la historia moderna del fútbol. Pero no ha conseguido, en un contexto de máxima exigencia y jugadores colosales, convencer Brahim a Guardiola para que le ofreciera más minutos de juego.

Será, cuando se confirme su fichaje, Brahim el duodécimo malagueño en vestir la camiseta del Real Madrid. Sierra, Iznata, Juanito, Paco Pineda, Salguero, Muñoz Pérez, Santi Aragón, Fernando Hierro, Fernando Fernández Escribano, Aranda e Isco han sido los predecesores en uno de los referentes planetarios del balompié. Brahim sigue la escalada hace cumbre en el club más prestigioso, exigente y también convulso. En las aguas revueltas aparece el menudo malagueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios