Málaga C.F.

Cumbre en Catar por el Málaga CF

  • Acudió el propio alcalde Francisco de la Torre junto a un alto cargo de la Junta

Francisco de la Torre, alcalde de Málaga. Francisco de la Torre, alcalde de Málaga.

Francisco de la Torre, alcalde de Málaga. / Javier Albiñana

El futuro del Málaga se sigue tratando más allá de los límites de Martiricos, con la implicación directa de las instituciones, comandadas por el alcalde. El propio Francisco de la Torre estuvo en Catar junto con un alto cargo de la Junta de Andalucía buscando soluciones a la actual situación del club malacitano. Los políticos continúan avanzando en vías que pueda solucionar el deteriorado estado de la entidad malaguista.

De la Torre había hablado por la mañana ante los medios sin llegar a desmentir este viaje pero sin poder confesarlo directamente. Primero con un "no debo entrar en contestación directa". Después fue algo más elocuente: “A mí no me importa ir a Catar o ir a Francia para poder resolver este tema. Dejemos el tema abierto, haré los esfuerzos necesarios. Ir a Catar, ir a Marruecos, Francia… Para buscar soluciones". Al volver a ser repreguntado, más evasivas: "Estoy dispuesto a hacer los esfuerzos necesarios y de ahí no debo salir. Lo que importa es lo que se resuelve, no lo que vamos a hacer o se haya hecho ayer. Lo que importa es lo que vamos a conseguir entre todos, que es lo mejor para el Málaga”.

Por la tarde sí se matizó una cuestión, no para desmentir el desplazamiento, sino para negar una cita con el Emir de Catar a través de un comunicado oficial: "El Ayuntamiento de Málaga desmiente que el alcalde, Francisco de la Torre, haya mantenido contacto alguno con el Emir de Catar, Tamim bin Hamad Al-Thani". Efectivamente, se reunió con altos cargos cataríes del ámbito deportivo y político. De hecho, el mismo De la Torre confesó hace algunos días haber contactado con la embajada de dicho país en España. La preocupación existe en altas esferas de Catar desde hace algún tiempo. De hecho, la imagen que se tiene allí del presidente blanquiazul no es precisamente la mejor y existe predisposición a colaborar en la búsqueda de una salida.

La cuestión de fondo no es tanto el dónde (sin dejar de ser tremendamente significativo que se vaya hasta Doha) sino qué se busca con estos movimientos. Las instituciones, con un grupo de trabajo que efectivamente capitanea el veterano edil, trabajan en una salida para el Málaga que no incluya en la ecuación ni a Abdullah Al-Thani ni a BlueBay. Hay opciones sobre la mesa.

"Estamos abiertos, lo está la ciudad. El objetivo se puede conseguir de buenas maneras, siempre que haya solvencia, solidez, buena fe, deseo de aportar y que se ponga el interés general por encima de lo personal o comercial. Y buscar una tercera vía, alguien interesado en poner al Málaga en esa dirección, que tenga capacidad de diálogo con las dos partes hoy enfrentadas, que se despeje la situación y se convierta en la persona o empresa capaz de hacer el impulso que el club necesita y la ciudad quiere", aseguró el alcalde.

De la Torre tiene al tanto también a BlueBay, de hecho Gonzalo Hervás estuvo en La Casona por la mañana. El ejecutivo de la hotelera ya conoce la situación y la intención ahora mismo de las administraciones, que insisten en recordar que el alcalde "en modo alguno ha tomado o tomará partido en el litigio abierto por los dos accionistas mayoritarios sobre la propiedad del club". Conviene recordar que ahora mismo la empresa de Jamal Satli Iglesias poseería el 49% del paquete accionarial de Al-Thani. El sheikh todavía puede presentar un recurso para el que le quedaría una semana de plazo.

"No he hablado con él directamente, pero le he lanzado mensajes para que le lleguen. He dejado mensajes telefónicos suficientes para que se sepa el interés nuestro para que el tema se solucione. Yo voy a seguir al máximo con el esfuerzo dentro del tiempo que dispongo, que no es infinito. Una atención creciente, hasta que sea necesario y esté resuelto", insistió De la Torre con respecto al contacto directo con el presidente blanquiazul.

¿Por qué tanta mesura con Al-Thani después de tantos desplantes y faltas hacia el propio edil? Sencillo. Hay un cierto temor a las imprevisibles reacciones del jeque en toda esta cuestión, sobre todo cuando es una operación con tantas aristas. Las partes piden discreción en todo este asunto, aunque hay un optimismo moderado. "Ser prudente", lo llama De la Torre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios