Unicaja Baloncesto La alarma sigue sonando

  • El Unicaja ha perdido 14 de sus últimos 25 partidos tras el 15-3 de arranque

  • La fragilidad defensiva del equipo se revela como un problema sistémico e irresoluble

Wiltjer, en el partido de Las Palmas. Wiltjer, en el partido de Las Palmas.

Wiltjer, en el partido de Las Palmas. / ACB Photo

“Ellos están anotando muy fácil”. La frase de Kyle Wiltjer en el descanso del partido entre el Herbalife y el Unicaja en los micrófonos de Movistar. Lo que se ve desde fuera también se ve en la pista, con más elementos para juzgar, por los propios jugadores. Casimiro ya no intenta disimularlo en sus comparecencias, hay un problema defensivo importante en el Unicaja. Bien metidos en marzo, cuesta pensar que haya ya una solución terminante para un problema que se ha revelado ciertamente estructural.

El ala-pívot canadiense es señalado como uno de los causantes de esa fragilidad defensiva. Dotado de un don indiscutible para la anotación, un vistazo a los números no le dejan en mal lugar, contextualizando que es su segunda temporada en Europa y la primera en la ACB. 11.2 puntos por partidos, sólo Jaime Fernández (12.5) y Giorgi Shermadini (11.3) le superan. Porcentajes de tiro bastante buenos, cerca de ese 80-60-40 del canon casi perfecto para los tiradores en porcentajes de tiros libres, dos puntos y tres puntos (79.2%, 57.9% y 40%). Además 2.9 rebotes (quizá algo bajo para un jugador interior aunque su radio de acción ofensivo comprenda más metros) y 1.1 asistencias para 9.4 de valoración. Hay cinco compañeros mejores en este último cómputo. Es el jugador que más veces ha sido titular para Casimiro (en 40 de 43 partidos). En Las Palmas volvió a tener una de esas llamaradas productivas con poco parangón y acabaría con 18 puntos.

Sucede que Wiltjer tiene lagunas atrás que cuestan caras y se va mermando la confianza en el jugador canadiense. No sería justo focalizar en él, pero quizá es quien mejor evidencia la inconsistencia defensiva de todo el bloque cajista. En términos absolutos, es la peor temporada defensiva en mucho tiempo del club, aunque Casimiro haya repetido que hay que mirar los puntos encajados por posesión. StatsLi ofrecía datos antes de la Copa del Rey (hace un mes). Y el Unicaja era uno de los peores de la ACB en esta faceta. Recibía 115 puntos por cada 100 posesiones. Sólo Burgos, Fuenlabrada y Gipuzkoa encajaban más puntos por cada posesión rival. Y la situación no ha mejorado desde entonces, al contrario.

Hay un claro problema de intimidación, se reciben muchos puntos en la zona. Falta un punto de capacidad atlética, apenas Lessort es un jugador que juegue con regularidad por encima del aro. Otros lo pueden hacer puntualmente, pero no constantes. Hace unas semanas, el Baskonia hizo nada menos que 14 mates en el aro cajista. Wiltjer tiene problemas para coger posición en el rebote, pero no es de los peores de la plantilla en la diferencia neta con él en pista. +2.2 era el balance entre el rating ofensivo y el defensivo. Los mejores de la plantilla, Suárez y Fernández, llegaban a +10.6. Dani Díez (-11.4), Roberts (-5.3) y Shermadini (-0.7) eran los peores del plantel.

Terminada la Eurocup, ya no está la cortapisa para hacer cambios en la plantilla, no habría descompensación por poder alinear a un jugador en una competición sí y en otra no. El Unicaja salió a mercado para fichar a Boatright. Para abril se espera el regreso de Jaime Fernández y Alberto Díaz, pero esa falta de músculo y físico en el juego interior sigue ahí. Las plazas de extracomunitarios están ocupadas con Roberts y Wiltjer. Hasta ahora, Casimiro ha defendido a capa y espada públicamente a sus jugadores. Pero la situación ahora comienza a ser preocupante. Se han perdido 14 de los últimos 25 partidos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios