Unicaja Baloncesto Wiltjer se deja querer

  • El canadiense manifiesta su deseo de "seguir" en el Unicaja, con el que acaba contrato

  • Su continuidad parece improbable, aunque busca un pasaporte europeo que le haga más apetecible

Wiltjer gesticula durante un entrenamiento en el Carpena.

Wiltjer gesticula durante un entrenamiento en el Carpena. / Javier Albiñana

El Unicaja no quiere perder tiempo para preparar la próxima temporada. Con el Mundial de China de por medio el próximo mes de septiembre, clubes y jugadores tratan de resolver su futuro lo antes posible. Están cerradas las renovaciones de Milosavljevic, Carlos Suárez y Jaime Fernández, al que se mejoran las condiciones de su contrato. También parecen las cosas claras respecto a quiénes no continuarán, aunque no está todo dicho. Es el caso de Kyle Wiltjer, que firmó por solo una temporada y acaba este verano su vinculación con el club. Sin embargo, el jugador se deja querer y hará esfuerzos por continuar en Málaga.

"Nunca sabes qué va a pasar con los contratos. Carlos (Jiménez) me dijo que en las próximas semanas intentarían dar forma a la plantilla y que estaremos en contacto, aunque puede pasar cualquier cosa. Me gustaría seguir aquí, me ha encantado la ciudad. Me encantaría ganar títulos aquí", era el claro mensaje que transmitía Wiltjer hace unos días, a su salida de la reunión que mantuvo el director deportivo con cada uno de los jugadores del equipo.

A priori no se contempla la continuidad del ala-pívot canadiense, que fue de más a menos y dejó un regusto amargo. Pese a sus cualidades en el tiro, su bajo nivel defensivo lo lastró en determinados tramos de la temporada en los que Casimiro lo relegó en la rotación y el técnico llegó a jugar, también por los problemas de lesiones, con Mathias Lessort en el puesto de cuatro junto a Shermadini. Mejoró esa aportación en play off, donde dejó acciones esperanzadoras, quizá frustrantes por pensar en si hubiera mantenido ese nivel con mayor regularidad. No obstante, no luce mal Wiltjer en el apartado numérico, donde promedió entre todas las competiciones 10.9 puntos (55% en tiros de dos, 39.3% en triples), 2.9 rebotes y 8.9 de valoración en 19 minutos.

Wiltjer ha ocupado esta temporada una de las plazas de extracomunitario junto a Brian Roberts y Ryan Boatright. Es uno de los motivos que echan para atrás al club, aunque el jugador trata de resolver esa cuestión. Su abuelo es holandés, así que sus representantes le buscan pasaporte europeo para hacerlo más apetecible, si no es para el Unicaja, al menos para otros clubes que puedan estar interesados en un perfil como el del cuatro canadiense.

"No podemos estar satisfechos con el final"

El jugador no puede hacer un balance excesivamente positivo de lo que ha sido la temporada del Unicaja, que ilusionaba a principios de campaña, a nivel deportivo. "Para ser honesto, no podemos estar satisfechos con el final. Estábamos aún con energía y perder nunca es divertido, pero así es el deporte, alguien tiene que perder. Me voy decepcionado, pero estoy contento con la temporada porque me han encantado la ciudad y mis compañeros. Es uno de los equipos más compenetrados en los que he estado. Todos somos amigos, espero poder volver a jugar con ellos y si no es posible seremos amigos el resto de mi vida", explicaba Wiltjer tras salir de la citada reunión con Carlos Jiménez.

"Canadá tiene que hacer su equipo para el Mundial y estamos en contacto; con suerte pasaré mi luna de miel en China"

Llega un verano movido para Wiltjer, que en julio tiene fecha para casarse y en septiembre espera disputar con Canadá el Mundial de China. "Juegue aquí o no la temporada que viene, eso es algo que aún no puedo saber, así que me vendría bien esa concentración con Canadá hasta septiembre. Ellos tienen que hacer su equipo para el Mundial y estaremos en contacto, tampoco sé si estaré con ellos o no. Con suerte pasaré mi luna de miel en China", decía el ala-pívot entre risas.

De momento, espera descansar unos días en Málaga acompañado de otro conocido por aquí como Domas Sabonis, que cerró hace varias semanas su temporada con los Indiana Pacers, y con el que compartió vestuario en su etapa universitaria en Gonzaga. "Domas vendrá pronto a visitarme. Me gusta estar por Benalmádena, así que saldremos por allí un par de semanas antes de irnos", comentaba Wiltjer sobre sus planes, que de momento no van mucho más allá de disfrutar: "Haré un viaje a casa para ver a mis amigos, pero tengo casa aquí en Málaga, así que prepararemos todo para quedarnos y disfrutar de este clima".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios