Acción Social

Un programa de "la Caixa" permite acompañar a 3.004 personas en el final de su vida y a más de 6.000 familiares

  • El programa actúa en tres centros hospitalarios, el Costa del Sol de Marbella, el Clínico y el Hospital Marítimo de Torremolinos

Dos mujeres en un centro residencial. Dos mujeres en un centro residencial.

Dos mujeres en un centro residencial. / Javier Albiñana (Málaga)

El Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas de "la Caixa" cumple sus primeros diez años de trayectoria en Málaga habiendo atendido a 3.004 personas en el final de su vida y a 6.283 familiares. Solo en 2018, se asistió a 293 pacientes y 669 familiares.

A día de hoy, el programa se implementa en 128 hospitales de toda España y en 133 unidades de apoyo domiciliario, a través de 42 EAPS formados por psicólogos, trabajadores sociales, enfermeros, médicos, agentes pastorales y voluntarios.

En Málaga, el programa actúa en tres centros hospitalarios -Costa del Sol de Marbella, Clínico Universitario Virgen de la Victoria y en el Hospital Marítimo de Torremolinos- y cuatro Equipos de Apoyo Domiciliario a través de un EAPS perteneciente a Cudeca, encabezado por la doctora Maria Luisa Martín y formado por tres psicólogos y un trabajador social. Además cuenta con 49 voluntarios en activo.

Estos son los datos presentados este martes en rueda de prensa por el subdirector general de la Fundación Bancaria "la Caixa", Marc Simón; el director territorial de CaixaBank en Andalucía Oriental y Murcia, Juan Ignacio Zafra; el director científico del Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas, Xavier Gómez-Batiste; el director del EAPS de FIBAO de Granada y coordinador de la Unidad del Dolor del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, Rafael Gálvez, y el director del EAPS DOMUSVI de Córdoba y médico responsable de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Reina Sofía, Antonio Llergo.

También les han acompañado un paciente y un familiar atendidos por el programa. Marc Simón ha destacado que esta iniciativa se ha convertido en esta década en un modelo "sólido, respaldado y apreciado por la comunidad científica internacional". En este sentido, el Consejo de Europa ha publicado recientemente un informe en materia de cuidados paliativos que hace una distinción al citado programa "como servicio ejemplar en la atención social y espiritual".

Así, la primera evaluación científica del programa concluye que la atención psicosocial ofrecida responde a las necesidades de los enfermos atendidos y mejora en el 90 por ciento los síntomas a nivel anímico y psicológico.

El estudio establece que el 92% de las personas enfermas califican de excelente o muy buena la atención recibida, y cerca del 90% aseguran que han podido resolver temas pendientes (la mayor parte de ellos, vinculados a la comunicación y la relación con la familia y el entorno) gracias a este apoyo.

Precisamente, Marc Simón preside en la tarde de este martes un acto de conmemoración de los diez años de este programa de atención integral en el que se rendirá homenaje a los profesionales, expertos, familiares y voluntarios que lo desarrollan y participan en él. Pero también, han recordado, "especialmente a aquellas personas que ya no están entre nosotros, pero forman parte de nuestra vida".

En el encuentro se compartirán experiencias, aprendizajes y herramientas para afrontar el tramo final de la vida y la etapa de duelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios