Málaga C.F.

Ramón era la brújula

Ramón intentando controlar un balón.

Ramón intentando controlar un balón. / La Otra Foto

El trabajo de Pellicer comienza a dar sus frutos y el Málaga parece haber sufrido un lavado de cara en estos últimos seis encuentros, donde además el balance es bastante positivo: tres victorias, una derrota y dos empates. Parecía mentira que esta plantilla pudiera llegar a cosechar una racha tan positiva y eso en gran medida es culpa a un canterano de Martiricos, se trata de Ramón Enríquez.

El joven mediocentro nazarí cumplirá este miércoles 22 años, precisamente, cuando pasa por su mejor momento de la temporada. Sorprende que ni Guede ni Pepe Mel apostaran más por él. Aunque es cierto que al técnico madrileño le pilló la lesión en el aductor del internacional con la sub 19 española. La realidad es que sólo había aparecido en la foto del once inicial en dos ocasiones hasta la llegada del míster de Nules y ahora suma ya ocho apariciones.

Es más, se ha consolidado en el centro del campo junto a Febas y Villalba, convirtiéndose en la brújula que está guiando a este Málaga, el cual parecía desahuciado tras la derrota ante el Racing de Santander, donde no jugó, hacia el milagro de la salvación. Después de cuatro suplencias donde no disfrutó de ningún minuto (Albacete, Zaragoza, Granada y Racing), encarrila seis titularidades, las cuales hacen que haya alcanzado las ocho en total y, casualidades de la vida, el Málaga sólo perdió ante el Andorra. El resto fueron los empates ante Las Palmas y Levante y las victorias contra Leganés, Villareal “B” y Cartagena.

Además, la presencia del joven nazarí ha servido para ver a un equipo más unido, pues el internacional sub 19 con España se encarga de mantener conectadas la línea defensiva con la del centro del campo, la de creación del juego, evitándose así Pellicer que le puedan pillar a la contra por tener al equipo volcado. También, se ve al 6 blanquiazul muy seguro con el esférico en sus botas y siempre sabiendo que decisión tomar para favorecer al equipo.

Todo entrenador tiene un jugador que es su prolongación sobre el césped y para el técnico de Nules este parece ser Ramón. Es más, tras la victoria ante el Cartagena demostró que su relación con el centrocampista es bastante buena:“El partido que ha hecho fue brutal, así se lo he dicho. Aunque sé que puede dar mucho más, no es el de antes. Se ha cambiado la camiseta con Mikel Rico y le he dicho que para llegar a jugar tanto tiempo como él tiene que tener en cuenta mil detalles”.

El míster blanquiazul es un padre también y dejó caer que el jugador no es el mismo que él se encontró en su otra etapa y así lo reflejan los datos. En sus cuatro temporadas con el primer equipo de Martiricos estuvo presente en 76 encuentros, donde dejó tres goles, una asistencia y 11 cartulinas amarillas. Eso sí, nunca fue expulsado.

El reparto fue el siguiente, en su primera temporada (2019/20) jugó cuatro encuentros, dos de titular y los otros dos saltando desde el banquillo. Mientras que en la siguiente temporada sería cuando más protagonismo tuvo. Apareció en 28 partidos, siendo titular en 21 ocasiones y entrando después en siete. Además, sumó dos goles y una asistencia. La antepenúltima campaña, disfrutó de 26 oportunidades, en 13 lo hizo desde la partida inicial y en las restantes tras quitarse el peto de suplente.

En la actual, su nombre aparece en 18 partidos, las ya mencionadas ocho titularidades y en otros diez desde el banquillo. Sin olvidar que debió estar apartado por lesión nueve jornadas. Sin embargo, esta puede ser una temporada de inflexión para el joven blanquiazul, pues parece haberse consolidado en un centro del campo que contaba con grandes veteranos, algunos reconocidos ya, y ha sabido sobrellevar la presión que otros no supieron.

Por lo tanto, su maduración esta temporada está siendo bastante grande y seguro que será importante tanto para su futuro como para el del Málaga, ya sea la temporada que viene en Segunda División, de nuevo, o, por desgracia, en Primera RFEF. De momento, si algo está claro es que Ramón parece haberse hecho con el puesto a base de trabajo en la sombra y si Pellicer continúa, como ha ocurrido en estas últimas jornadas, sin cambiar el once, seguirá ahí.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios