Unicaja Baloncesto

Jaime Fernández también ficharía a un base

  • "Ficharía a alguien que nos diera el ritmo de ataque, que lo necesitamos ahora mismo", dijo el cajista en el programa 'Todos Contra' de Movistar

Jaime Fernández, en el programa 'Todos Contra'. Jaime Fernández, en el programa 'Todos Contra'.

Jaime Fernández, en el programa 'Todos Contra'.

Jaime Fernández estuvo en el programa 'Todos Contra' que Movistar Basket realiza a través de la red social Twitter. El jugador del Unicaja fue el segundo protagonista tras Pierre Oriola y, en tono distentido, respondió las preguntas de Fran Fermoso y José Ajero y de los aficionados por las redes sociales. Entre bromas y veras dejó algunas reflexiones interesantes en clave de actualidad del equipo malagueño.

Respondió Jaime a una pregunta sobre a qué jugador ficharía para el Unicaja. Es momento en el que se debate sobre esa necesidad por la marcha del equipo, el mensaje no pasó desapercibido. "Ficharía a un base, a alguien que nos diera el ritmo de ataque, que lo necesitamos ahora mismo. Un Sergio Rodríguez, Campazzo o Calathes", decía el escolta madrileño, que habló sobre la posibilidad que hubo de fichar al canario en verano: "Eso se dijo, no sé si era verdad, pero hubiera sido la leche". Aclaraba después el jugador que era una conversación informal y que no se tomara tan en serio sus palabras.

Jaime se desenvuelve en esa posición también, aunque ha reconocido alguna vez que se siente más liberado como escolta. Hay dudas ahora mismo en el equipo y en el entorno y él aboga por tomárselo con filosofía y señalaba a esa frase que Ricky Rubio puso de moda durante el Mundial. "Estamos en un momento bajo y cogería la frase de Ricky, "Never too high, never too low" (Nunca demasiado alto, nunca demasiado bajo). Ahora que estamaos jodidos, no debemos caer en la depresión y pensar que somos muy malos. Esto es un juego, hay que vivirlo sin presión, dedicarnos a trabajar y entrenar", afirmaba el 3 del Unicaja.

A una pregunta de Lucio Angulo sobre si preferiría ser el jugador mejor pagado de la ACB o ganar la Copa del Rey, Jaime respondió que "he comido con Rubén Guerrero y Alberto Díaz y hablábamos de ello y los tres decíamos, sin cámaras delante, que ser campeones de Copa. Es mucho más bonito, queda para siempre y con el dinero tampoco hace falta tener tantos millones en el banco. Seríamos más felices con un título de Copa", ahondaba el jugador.

También se refirió Jaime a las declaraciones de Casimiro tras el partido contra el Bilbao Básket, en las que ironizaba sobre sus problemas en el talón que le tiene entre algodones. "Hubo unas declaraciones en las que decía que tenía un tic, que no iba cojeando. Es darle más polémica. Casimiro quería decir que había explicado mi tratamiento y mi lesión, todo el mundo lo sabe, y uno acaba cansado de siempre lo mismo. Es una tontería, fue una ironía", quitaba hierro Jaime.

Explicó Jaime una anécdota con las defensas rivales, que le cierran el paso para entrar con su derecha. "Sólo derecha, sólo derecha', suelo escuchar cuando me defienden. Y para mí es más fácil irme cuando me ofrecen la izquierda para salir. Es un tópico y me hace gracia. Carlos Suárez me dice que soy de Vox, porque sólo voy a la derecha y voy de verde. Tengo que decir que ni mucho menos lo soy", bromeaba el cajista, que también explicaba que "era muy de 1x1, ahora evolucioné más al 2x2. En el baloncesto de hoy en día es difícil un 2x2, las defensas están involucradas y conectadas. La Bomba de Navarro es mi ídolo y le cogería esa Bomba como movimiento a cualquier jugador. Las lanzo de vez en cuando, pero sin tanta efectividad.

En tono distendido, Jaime reconoció que debe mejorar su gestión de las redes sociales y también se refirió a la Demencia. "Es una afición guay, con sentido del humor. Alguna vez hemos cogido sus cánticos para vacilar en la selección. Es una afición que mola y está chula. Me lo he pasado muy bien mis siete temporadas allí. Está en un momento delicado, pero es un club especial. No me fui únicamente por dinero, lo digo de corazón. Me apetecía un cambio, respeto a quien se mueve sólo por dinero, pero no es mi caso. Ya expliqué por qué me fui. Andorra fue espectacular, me lo pasé bien, me dio aire fresco, nunca mejor dicho, en las montañas. Estaba muy cómodo en el Estu, capitán, siete temporadas, la gente me adoraba, alguno aún me quiere... Quería crecer y seguir progresando y dar un paso adelante. Quería salir, fue muy complicado y Andorra. Me pitan bastante, pero les estoy agradecido y muy orgulloso de ese año allí", destacaba sobre sus años previos a su aterrizaje en Málaga.

"Soy de bailoteo, no de barra. No me meto en ningún jaleo. Alguna noche que he salido con la selección lo pasé bien. Pagué mi cena de matrícula en las ventanas, 300 o por ahí, y en verano me tocó otra vez", terminaba Jaime cuando se le preguntó por la frase aquella de Marc Gasol tras ganar el Mundial.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios